Como ya comunicamos el pasado mes, visto el acuerdo, vista estaba la trampa. El acuerdo del Ayuntamiento de Alcalá de Henares con “Valoriza Servicios Medioambientales S.A.” no suponía ventaja alguna para sus trabajadores y trabajadoras. Era un papel mojado que no mejoraba las condiciones contractuales y no retornaba a la calidad inicial que tenía el primer contrato en el año 2007. Y cuando decimos que no supone ninguna ventaja lo decimos con un trabajo de investigación detrás. Tenemos tres cabos sueltos principales que no se contemplan en el nuevo acuerdo del mes de enero: 1) la ruta hacia Loeches, 2) la normativa europea y 3) la tasa de basura.

  • La ruta hacia Loeches

La planta de reciclaje de Loeches está por carretera a unos 14 kilómetros aproximadamente del vertedero de Alcalá (ver imágen adjunta). Por lo que esto supone que por cada fin de ruta los trabajadores van a tener que hacer un viaje más largo (ida, descarga de residuos y vuelta) que el actual. Este cambio de tiempos no se contempla en el acuerdo actual. Los trabajadores tardarán más en terminar una ruta y por ello los tiempos actuales para hacer un número determinado de rutas al día no servirán a partir de ese momento. Se harán menos rutas y la recogida de residuos será por ello, menos efectiva. Si en vez de un acuerdo, se hubiera sacado un contrato en condiciones este punto en concreto habría estado reflejado.

 

Fuente: Google Maps

Aproximadamente desde cualquier punto de Alcalá hasta el vertedero apenas se tardan 15 minutos. Ahora hay unos 14 kilómetros de distancia desde el vertedero de Alcalá de Henares hacia la nueva planta de reciclaje de Loeches. Por tanto, a esos 15 minutos que se tarda de media desde cualquier punto de la ciudad al vertedero actual habría que sumarle esos 14 kilómetros ida y vuelta. Recordando que, el tiempo en el mapa de arriba es el estimado para un coche a una velocidad normal en la vía. Un camión de basura lleno hasta arriba no tarda ese tiempo estimado en llegar a Loeches, tarda más. El acuerdo no contempla este cambio de ruta ni las dificultades y los tiempos que van a tener los trabajadores desde ese momento. 

 

¿Cómo puede asegurar el Ayuntamiento que la limpieza va a seguir siendo la misma cuando los trabajadores van a tardar más en terminar cada ruta?

No puede, porque sabe que esto le sale más caro a la empresa, no solo por la compra de combustible y maquinaria. Si se quiere hacer el mismo trabajo, se necesitan más medios y eso tiene un coste. El acuerdo del mes de enero no puede ser más impreciso, porque se habla de un aumento de la plantilla progresivo de un 30% hasta 2027. Pasando de los 211 trabajadores actuales a 274 en el año de la finalización del contrato. Pero aunque para los próximos meses haya nuevos contratos, no se soluciona el tema del traslado de la basura a Loeches, porque no se especifica si van a aumentar las frecuencias de paso de camiones por cada barrio y tampoco la compra de nuevos camiones en caso de que hubiera que hacer más rutas para que se mantenga “la calidad” del servicio actual. Entrecomillo calidad porque actualmente Alcalá de Henares está sucia y la recogida de basura no es precisamente la más eficiente. Recordemos que en 2019 la OCU calificaba a Alcalá de Henares como la tercera ciudad más sucia de España y el pasado 2020 algunos medios se han referido a nuestra ciudad como “Ciudad Patrimonio de la Suciedad”. En el caso de alargar las rutas hasta Loeches no puede hacer otra cosa que empeorar la situación del municipio.

  • La normativa europea

A nivel presupuestario en el acuerdo solo se habla de la implantación de una línea de gestión de incidencias llamada “Línea Verde” (que en su día existió, pero fue suprimida) y también se contempla la sustitución de 300 tapas anuales por otras más modernas. En ningún momento en este acuerdo se menciona, por ejemplo, añadir el quinto contenedor al sistema de recogida de residuos urbanos (el cubo marrón). Actualmente en Alcalá de Henares hay cuatro contenedores que ya forman parte del decorado urbano: uno verde para el vidrio, amarillo para los envases de plástico y metal, azul para papel y cartón y un cuarto, normalmente gris, para la fracción resto, los residuos caseros que no se reciclan. Sin embargo, no se tiene en cuenta en Alcalá de Henares la basura biodegradable, la cual supone en torno a un 40% de la basura que generamos. La normativa europea exige que el 50% de la basura pase a la recogida selectiva, con este contenedor se podrían reducir los residuos que llegan al vertedero. Ya se implantó un proyecto piloto en la ciudad durante la anterior corporación, desconocemos porqué no se ha continuado con él, ya que iba en la línea de la mejora en la gestión de los residuos. Además, para este proyecto se adquirieron medios materiales que bien podrían servir para continuarlo o utilizar los resultados y el acogimiento del mismo para arrancarlo más allá de una mera prueba desconocemos con qué objetivos. Con los residuos orgánicos se puede obtener biogás y fertilizante natural para las plantas. Además, se mejorará la recogida selectiva de los demás residuos y se aumentará la vida útil de los vertederos, que tardarán más en llenarse y se reducirán por tanto, los malos olores.

  • La tasa de basura

Y, por último ¿cuál es la razón por la que no se habla de la tasa de basura? Como portavoz de la coalición me pregunto en qué parte de este acuerdo se ha tenido en cuenta la tasa de recogida de basuras. Esto hay que crearlo porque está ya mancomunado. Los demás Ayuntamientos de la Mancomunidad del Henares la van a cobrar y el de Alcalá no puede negarse porque también ha firmado un convenio con Madrid para que todas las toneladas de residuos que actualmente se llevan a Madrid se trasladen a Loeches. Esto a Madrid (Valdemingómez) se lleva a un precio determinado, a Loeches será a otro y esa diferencia tanto de traslado como de precio de toneladas está firmado como que lo compensará la Mancomunidad, sin embargo en el acuerdo no se contemplan fondos para esa tarea. El Alcalde de la ciudad, Javier Rodríguez Palacios, es a su vez, el presidente de la Mancomunidad y por ello debe tener pleno conocimiento de que en algún momento ha de aplicarla. Hay municipios que ya han empezado a generar una reserva de lo que pagaban por la recogida de la basura (que puede ser incluso el doble). En el nuevo acuerdo de Alcalá no se menciona esta tasa y debería estar ya reflejada en los presupuestos municipales, ya que la recogida de todas esas miles de toneladas hay que amortizarlas y pagarlas. Esperemos que esta falta de previsión por parte del Ayuntamiento de Alcalá de Henares no la termine pagando de su bolsillo los alcalaínos y alcalaínas.

 

Teresa López Hervás, Concejala Portavoz de Unidas Podemos

Leave a Reply

Unidas Podemos IU.
Alcalá de Henares

Sede Podemos

Avenida Virgen del Val, 1
28804, Alcalá de Henares

Sede Izquierda Unida

Paseo del Val, 12
28804, Alcalá de Henares

E: contacto@unidaspodemosiualcala.es